Despedidas…

La última vez que ví a Héctor en el Bar se veía enfermo, demacrado. Incluso alguien lo ayudaba a caminar. Nos saludamos y se perdió entre la gente; no quise pensar mal y acertar como dice el dicho. Hace unos días platicaba con alguien que como él había estudiado Sociología en la UdeG. Le pregunté: “Conociste de casualidad a Héctor Sahagún?”. Si, si lo conoció… y me dió una noticia que ya sabía pero que no quería saber: Murió hace unos años.
Pinche gripita!!!…

luna.jpg

Héctor: Tarde pero seguro… Que tengas buen viaje, se te recuerda bien.

Un pensamiento en “Despedidas…

  1. Es un hecho que lo unico que no podemos evitar en esta vida es la muerte y siempre es trizte cuando alguien se nos adelanta, como sabes yo no creo en las casualidades sino en las causualidades, era su destino y no habia nada que hacer no es aleatorio lo que nos pasa todo esta escrito, la “gripita” es como un cancer y asi hay que verlo como una enfermedad menos estigmatizada puesto que mientras no haya cura seguira habiendo enfermos, en el caso de Hector esperemos haya muerto en paz

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: